Alán Rubio busca seguir representando a México y subir más escalones en la ATP

Después de un excelente 2022 el tenista sonorense, Alán Rubio, quien está colocado como la raqueta número dos de México, emprendió el presente año con muchos bríos en busca de seguir representando al país en eventos internacionales para consolidar su carrera dentro del “deporte blanco”.

El año anterior fue prometedor para el hermosillense, ya que, luego de graduarse de la Universidad Central de Florida (ubicada en Orlando), con la cual destacó al coronarse campeón de conferencia y colocarse como número nueve de todo Estados Unidos en la NCAA, también hizo su debut en el equipo mexicano de Copa Davis.

Aparte, para redondear el año, en los últimos seis meses subió del puesto 1,482 al 859 de la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP), con lo cual logró afirmarse como el segundo mejor mexicano en el listado mundial, solamente detrás del bajacaliforniano Alex Hernández.

Por lo tanto, Rubio Fierros quiere seguir embalado, y para el 2023, a corto plazo, tiene como objetivo dos competencias internacionales que tendrán lugar el mes entrante en suelo azteca: la Copa Davis (los días 4 y 5 en Metepec, Estado de México) y el ATP Acapulco (24 de febrero al 4 de marzo).

Asimismo, el tenista hermosillense, de 23 años de edad, cuenta con la oportunidad de repetir su participación en los Juegos Centroamericanos y del Caribe y en los Juegos Panamericanos, después de que debutó en ambos torneos en Barranquilla 2018 y en Lima 2019, respectivamente.

“Tuve un gran cierre de año (2022) ya que debuté en la Copa Davis en Bosnia y Herzegovina, fue una gran experiencia, me tocó enfrentarme a la mejor raqueta de ese país (David Dzumhur), y después de finalizar el torneo decidí quedarme en Europa por un lapso de tres meses”, dijo.

“De septiembre a noviembre me concentré en España con un extenista de nombre Rubén Ramírez, quien llegó a estar en el ranking 50 del mundo, ahí entrené y también participé en tres torneos, dos en Madrid y uno en Túnez, en donde alcancé las semifinales. De hecho, en ese torneo (en suelo tunecino) vencí en tres sets al número uno de Bélgica, pero perdí ante un francés”, comentó.  

En estos momentos el tenista apodado como “Cheetos” -desde que era de la categoría infantil- se encuentra en Hermosillo de vacaciones, aunque no ha dejado de entrenar pues espera la llamada de confirmación para integrarse al equipo mexicano de Copa Davis el cual enfrentará a China Taipéi en El Club Deportivo Asunción de Metepec, Estado de México, dentro del Grupo 1.

“Son cinco los jugadores que conformarán el seleccionado nacional, a cargo del chihuahuense Miguel Gallardo y, por el momento, estoy en espera de la convocatoria, después de eso, mis planes son buscar la invitación al ATP Acapulco programado para finales de febrero, en donde trataré de seguir escalando posiciones en el ranking”, señaló.

Sobre la posibilidad de integrarse a las selecciones aztecas que acudirán, tanto a los JCC de San Salvador, El Salvador (23 de junio al 8 de julio), como a la cita continental de Santiago de Chile (20 de octubre al 5 de noviembre), dijo que aún no le han adelantado nada, sin embargo, está preparado para asumir la responsabilidad de ponerse la camiseta tricolor en ese par de torneos internacionales de alta gama.

Deja un comentario

Fortalece Jornada Permanente por la Paz la prevención en sectores con alta incidencia delictiva: María Dolores del Río

El mundo necesita de un cargador universal